Seguros

El sector de los servicios financieros está considerado uno de los pilares de la economía maltesa y también es el sector de mayor expansión, en particular modo, tras su adhesión a la UE.

Malta se ha consolidado como una jurisdicción de servicios financieros de renombre, gracias a una política seria de cumplimiento de la normativa pero con flexibilidad. Además, el favorable régimen fiscal de Malta y los mecanismos de deducción por doble imposición junto con el régimen de pasaporte único, aseguran a los operadores de servicios financieros un entorno muy atractivo para llevar a cabo sus actividades.

Seguros

La legislación maltesa en materia de seguros se basa en investigaciones y análisis detallados realizados entre operadores malteses e internacionales en el campo de los seguros. Ésta ofrece oportunidades para las empresas de seguros cautivas y para las actividades conexas a ellas, para las empresas que ofrecen servicios de gestión en el campo de los seguros y para los aseguradores, reaseguradores y los corredores en sus operaciones regionales. La existencia de una legislación en materia de Compañías de Células Protegidas (Protected cell Companies – PCC) es una atracción más en el régimen de regulación maltés. El negocio de los seguros está regulado por la Ley en Materia de Seguros (Insurance Business Act) de 1998 y por la Ley en materia de Intermediarios de Seguros (Insurance Intermediaries Act) del 2006, junto con una serie de reglamentos y normas de seguros que reflejan las Directivas de la UE en este sector.

Compañías de seguros

Renombradas compañías de seguros internacionales están mostrando mucho interés por Malta y quieren usarla como parte de sus operaciones regionales, mediante el establecimiento de compañías de seguros expertas autorizadas para llevar a cabo uno o más tipos particulares de actividades de seguros desde Malta.

Recursos propios mínimos, margen de solvencia, provisiones técnicas y fondo de garantía

Los recursos propios mínimos para una compañía de seguros, los cuáles deben permanecer en todo momento no comprometidos, varían en función del tipo de actividad de seguros que se quiere realizar.

Las empresas autorizadas para llevar a cabo actividades de seguros en Malta deben mantener en todo momento un margen mínimo de solvencia. El método con el que este margen se calcula varía en función de si la empresa llevará a cabo negocios en general o negocios a largo plazo. El requisito mínimo de solvencia debe ser cubierto por el patrimonio neto admisible. Un requisito esencial para las compañías de seguros es el mantenimiento de provisiones técnicas adecuadas, incluidas las provisiones matemáticas. Las provisiones técnicas deben estar respaldadas por activos equivalentes y congruentes.

Una compañía de seguros debe también mantener un fondo patrimonial de garantía por una cantidad no inferior al fondo mínimo de garantía de conformidad con las relativas disposiciones de la normativa en materia o al valor de un tercio del margen de solvencia o al valor del margen de solvencia maltés.

Compañías de células protegidas (PCC)

Una compañía de seguros puede ser registrada como, o convertirse en, una Compañía de Células Protegidas (PCC).

Compañías de seguros cautivas

Malta está demostrando ser una jurisdicción muy atractiva para el establecimiento de compañías de seguros cautivas. Esto es consecuencia de su marco normativo, serio pero fácil para el usuario, además de otros incentivos fiscales y no fiscales. En la legislación maltesa, las compañías de seguros cautivas se conocen como “Compañías de Seguros Afiliadas” (Affiliated Insurance Companies – AIC).

Los seguros afiliados se definen como la actividad de una compañía de seguros registrada en Malta y cuyas actividades en el campo de los seguros se limitan a los riesgos que se originan tal como se especifica a continuación.

Las AIC pueden asegurar los riesgos provenientes de una amplia gama de personas, entre ellas: las empresas matrices, empresas asociadas o de grupo; empresas que tengan pertenencia común hasta el propietario beneficiario final, con AIC por importe no inferior al 51%; individuos o entidades que tengan una participación mayoritaria o de control de la AIC y los miembros de asociaciones u organizaciones comerciales, profesionales o de sector asegurados contra riesgos relacionados a la particular actividad, profesión o sector.

Las AIC están sujetas a un marco de concesión de licencias específico y se rigen, con un conjunto de reglas hechas a la medida, por la Ley en Materia de Seguros de 1998 y los reglamentos y normas de seguros establecidas por esa ley, sujetos a determinadas modificaciones y exenciones en el caso de AIC. Recursos propios mínimos, margen de solvencia, provisiones técnicas y AIC con fondo de garantía son necesarios para mantener los fondos propios, los cuales deben permanecer en todo momento no comprometidos. El monto de los fondos propios depende del tipo de actividad de seguros que la AIC piensa llevar a cabo. Las AIC deben mantener en todo momento un margen mínimo de solvencia. El método con el que este margen se calcula varía en función de si la empresa llevará a cabo negocios en general o negocios a largo plazo. El requisito mínimo de solvencia debe ser cubierto por el patrimonio neto admisible. Las AIC deben mantener provisiones técnicas adecuadas, incluyendo las provisiones matemáticas. Las provisiones técnicas deben estar respaldadas por activos equivalentes y congruentes. Además, las AIC que llevan a cabo una actividad de estándares especificados deben mantener una reserva de estabilización, salvo excepciones previstas.

También es necesario que las AIC tengan un fondo de garantía de un monto de activos no inferior al Fondo Mínimo de Garantía calculado conforme a la normativa relativa.

Compañías de células protegidas (PCC)

Una compañía de seguros puede ser registrada como, o convertirse en, una Compañía de Células Protegidas (PCC).

Compañías de gestión de seguros

Un gerente de seguros es una persona autorizada a aceptar un nombramiento de un asegurador o reasegurador para manejar cualquier parte de su negocio, ejercer funciones de dirección en el mismo o para ser responsable de mantener los estados financieros u otros documentos de ese asegurador o reasegurador. Las funciones de gestión también pueden incluir la facultad de celebrar contratos de seguros en nombre del asegurador o reasegurador como establecido en las cláusulas del nombramiento. Incluso las compañías de seguros afiliadas podrán contratar los servicios de una empresa de gestión de seguros. Un gerente de seguros también puede aceptar un nombramiento de un corredor de seguros regularmente inscrito según lo establecido en la Ley de Intermediarios de Seguros (Insurance Intermediaries Act) del 2006, limitadamente a contratos de seguros relacionados a riesgos situados fuera de Malta, para manejar cualquier sector de sus negocios, para ejercer funciones de dirección o para ser responsable del mantenimiento de los estados financieros u otros documentos para ese corredor de seguros. El ejercicio de las actividades de gestión de seguros es una actividad regulada que está sujeta a ciertas formalidades.

Requisitos

Un gerente de seguros tiene la obligación de poseer fondos propios, el monto de los cuales varía en función de si él/ella/ése/ésa posee un nombramiento, si es así, el monto depende de un cierto número de otros factores. El gerente de seguros debe tener una póliza de seguros a su favor contra daños profesionales y debe también estipular una póliza de fidelidad. Un gerente de seguros debe, además, custodiar el dinero que tiene en su poder en calidad de fiduciario, separado de su propio dinero. Estos requisitos no se aplicarán durante el tiempo en el cual el gerente de seguros no ha sido nombrado oficialmente.

Compañías de células protegidas (PCC)

Una compañía de seguros puede ser registrada como, o convertirse en, una Compañía de Células Protegidas (PCC).

Intermediarios de seguros

La Ley de Intermediarios de Seguros (Insurance Intermediaries Act), de 2006 aplica las disposiciones de la Directiva 2002/92/CE sobre la mediación en los seguros. Esta nueva ley consolida todas las actividades de los intermediarios de seguros (por ejemplo, agentes de seguros, gerentes de seguros, corredores de seguros e intermediarios de seguros ligados) que se llevan a cabo en o desde Malta bajo una sola ley.

Las actividades transfronterizas realizadas por intermediarios de seguros europeos y por intermediarios de seguros malteses se encuentran previstas en la Reglamentación del Derecho del Pasaporte Europeo para los Intermediarios de Seguros (European Passport Rights for Insurance Intermediaries Regulations) de 2005.

Criterios de autorización

Para conceder la autorización a una compañía o intermediario de seguros, la Autoridad para los Servicios Financieros de Malta debe cerciorarse que: la información disponible de las personas que tengan cualquier interés patrimonial, financiero o de otro tipo en la, o ligada a la, compañía sea suficiente; todos los accionistas cualificados, todos los controladores y todas las personas que efectivamente dirigirán la actividad de seguros sean adecuados e idóneos para garantizar una gestión sana y prudente de la empresa y que la compañía revele vínculos estrechos que pueda haber con cualquier otra persona. Lo antes expuesto se considerará válido, además del cumplimiento de otros criterios y requisitos específicos que varían de acuerdo a las actividades realizadas.

Compañías de células protegidas (PCC)

El concepto de PCC se aplica en el caso de “actividades de seguros”, que incluye las actividades de las compañías de seguros, de las compañías de reaseguro, de las compañías de seguros afiliadas (también conocidas como “cautivas”), de los gerentes de seguros y de los corredores de seguros. Una compañía puede ser constituida como, o convertirse en, una PCC sólo con la aprobación escrita de la Autoridad para los Servicios Financieros de Malta.

Una PCC tiene células separadas y distintas, con los activos y los pasivos de una célula particular separados de los de las otras células y de los activos y pasivos de la empresa. Con este fin, los acreedores de una célula en particular no pueden recurrir a los activos de otras células de la PCC. A pesar de esto, una PCC es una persona jurídica única y la creación de una célula por parte de la PCC no crea, respecto a dicha célula, una persona jurídica independiente de la empresa.

Los requerimientos mínimos de capital aplicables a una compañía (que no sea PCC) que opera en el sector de los seguros se aplican a la PCC en su conjunto y no individualmente a cada célula. El margen de solvencia requerido de la PCC se calculará sobre una base celular y cualquier déficit en las células se financiará a través de los activos no celulares. El Fondo Mínimo de Garantía se aplica a la PCC en su conjunto.

En caso de que se cree una obligación financiera imputable a una determinada célula de la PCC:

  • para cubrir las obligaciones financieras se utilizarán en primer lugar los activos atribuibles a la célula correspondiente;

  • en segundo lugar, para cubrir las obligaciones se utilizarán los activos no celulares de la compañía, siempre que los activos celulares atribuibles a la celda correspondiente se hayan agotado;

  • para cubrir las obligaciones financieras no se podrá utilizar ningún activo celular no atribuible a la célula correspondiente. Cualquier pasivo no imputable a una determinada célula de la PCC será imputable solamente a los activos no celulares de la PCC.

Empresas estructuradas en células

El Reglamento de La Ley de Sociedades (Compañías de Células Incorporadas que ejerzan actividades de Seguros) entró en vigor el 1º de febrero de 2011, permitiendo así la constitución de Compañías de Células Incorporadas (Incorporated Cell Companies – ICC). El Reglamento de las ICC se aplica a las actividades de seguros, así como está definido en la Ley en Materia de Seguros (Insurance Business Act), y a los seguros cautivos de acuerdo con el Reglamento en Materia de Seguros (Compañías que ejerzan actividades de Seguros Afiliados) del 2003.

Este nuevo reglamento considera el concepto de segregación un paso más allá respecto a la legislación relativa a las Compañías de Células Protegidas (PCC) de hace algunos años. De esta manera, ahora Malta no sólo es el único Estado miembro de la UE con una legislación relativa a las PCC, sino que también es el único Estado miembro de la UE a tener una legislación sobre las ICC en vigor.

La normativa en materia de ICC permite a estas últimas formar células individuales incorporadas, atribuyendo a cada célula incorporada (IC) responsabilidad limitada, así como una personalidad jurídica distinta y separada de las otras células y del núcleo de la ICC.

Al mismo tiempo, la ICC puede todavía ser estructurada para mantener ciertas características básicas que le permitan ampliar los niveles de eficiencia deseados.

Una gran ventaja de la personalidad jurídica separada de una célula incorporada (IC) es la clara separación de los activos y los pasivos entre la célula misma y las otras células de la misma o de otras ICC. Esta flexibilidad en la estructura de la ICC permite a las IC concertar acuerdos vinculantes entre sí y con el núcleo de la ICC, facilitando así la posibilidad de garantías financieras o acuerdos de reaseguro entre las células o entre las células y el núcleo de la ICC que, en el caso del reaseguro, actúa como reasegurador respecto a la fronting cell. Una ICC no tiene el poder para realizar transacciones en nombre de cualquiera de sus células incorporadas, y viceversa.

La normativa sobre las PCC prevé el recurso secundario hacia los activos no celulares si los activos celulares atribuibles a la célula correspondiente se han agotado. Al contrario, este tipo de compensación no está permitida por las normativas que regulan las ICC en cuanto una ICC es una identidad jurídica separada de cada una de las células.

Tanto las ICC y las IC requieren autorización individual en términos de la Ley en Materia de Seguros. Teniendo en cuenta la independencia legal y operativa de las IC, las IC individuales deben respetar las obligaciones financieras aplicables por ley a las compañías de seguros y a las compañías afiliadas. La normativa sobre las ICC establece que una compañía no celular o incluso una PCC puede ser transformada en ICC.

Imposición

Malta ofrece un régimen fiscal muy favorable para los accionistas de compañías de seguros, AIC, compañías de gestión de seguros, corredores de seguros y otros intermediarios. Además, en Malta, es posible pedir la resolución anticipada respecto al tratamiento fiscal de operaciones que involucren instrumentos financieros y comercio internacional. Para mayor información consúltese el folleto informativo ‘Empresas maltesas e impuestos’. Además, en virtud de la Ley en materia de Impuestos sobre Documentos y Transferencias (Duty on Documents and Transfers Act) de 1993, ningún impuesto es exigible sobre los contratos de seguros referidos a un riesgo situado fuera de Malta. Además, a la prestación, por parte de personas autorizadas, de servicios de seguros y/o reaseguros, incluyendo las transacciones relacionadas, a efectos del IVA, se atribuye el estatus de exención sin reconocimiento de crédito conforme a la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido (Added Tax Act) del 1998.

Redomiciliación

Una persona jurídica creada o constituida en otra jurisdicción puede ser autorizada por el Registro Mercantil de Malta a continuar como persona jurídica registrada o constituida en Malta si satisface ciertos criterios.

Del mismo modo, el Registro Mercantil de Malta tiene el poder de autorizar a una persona jurídica registrada en Malta a seguir como persona jurídica registrada, incorporada o constituida bajo las leyes de un país fuera de Malta, siempre que se satisfagan ciertos requisitos.

Régimen de pasaporte europeo

Según los artículos del Reglamento sobre los Derechos de Pasaporte Europeo para las Compañías de Seguros (European Passport Rights for Insurance Undertakings Regulations) de 2004, las compañías y los intermediarios de seguros podrán hacer uso del régimen de pasaporte único y, tras el cumplimiento de las formalidades prescritas, pasaportar en Malta o fuera de Malta de/a un estado de la UE o EEE por medio del establecimiento de una sucursal u ofreciendo servicios sobre una base transfronteriza.

Los intermediarios que pasaportan a Malta pueden sólo vender productos de una compañía de seguros que haya también pasaportado a Malta.

 

Further information may be obtained from one of our leading experts by contacting us below:

Your Name (required)

Your Email (required)

Subject

Your Message

 Yes, I would like to receive EMD's newsletter with information regarding legal developments and new services.

To help us fight spam, please enter the verification code below:
captcha